El edema leve o benigno afecta aproximadamente al 75% de las mujeres embarazadas.
El aumento de volumen sanguíneo y los cambios en sus propiedades hacen que se acumule líquido en los tejidos. Además conforme avanza el embarazo, la presión del útero hace que la circulación de retorno se encuentre dificultada provocando edema siendo más habitual en las extremidades inferiores.
Para tratar este edema aplicamos el drenaje linfático manual según el método Leduc. Se trata de un suave masaje que favorece la reabsorción del líquido retenido favoreciendo su eliminación a través de la orina.

Abrir chat
X