Qué es y para qué sirve un Plan de Parto

PLAN DE PARTO

 

¿Qué es y para qué sirve un Plan de Parto? ¿Cuáles son sus características y qué daños produce? Te informamos sobre ello…

¿Qué es y para qué sirve un Plan de Parto?


Un plan de parto es un documento en el que expresamos nuestros deseos en cuanto a la atención del nacimiento de nuestro bebé, en cada una de las etapas del parto y postparto inmediato: dilatación, expulsivo, alumbramiento, cuidados y alimentación del recién nacido…

Un plan de parto NO consiste en planificar lo que queremos que suceda en el parto (nadie puede saber ni adivinar qué pasará en tu parto), si no que consiste en haber pensado en las diferentes situaciones que se pueden dar durante el proceso, y expresar qué preferencias en la atención de esas situaciones tenemos.

El plan de parto nos permite:

  • Expresar con anterioridad al parto nuestras preferencias, de modo que si el hospital al que queremos acudir no puede atenderlas, nos lo hagan saber con antelación para buscar plan B. Si esto es así, sería interesante hacer llegar al hospital nuestro plan de parto con anterioridad.
  • Comunicarnos con los profesionales que nos acompañarán durante el proceso, ya que el día del parto es un momento muy intenso a nivel físico y emocional y la mujer debe estar centrada en este proceso.
  • Participar de forma activa en nuestro proceso de parto, conociendo nuestras opciones y los pros y contras de cada una de las alternativas.

De forma ideal, es buena idea realizar el plan de parto con la persona que nos acompañará ese día, para que también conozca nuestras preferencias, exprese las suyas y sea partícipe del proceso.

Aquí te dejamos una plantilla en PDF diseñada por el Ministerio de Sanidad que puedes imprimir, rellenar y entregar a los profesionales de referencia (Clicka en la imagen de abajo para descargarlo)

Plantilla de Plan de Parto del Ministerio de Sanidad

Qué podemos expresar en nuestro plan de parto?

De quién nos gustaría estar acompañadas ese día.

Qué recursos nos gustaría usar en el hospital para llevar mejor las contracciones, sean no farmacológicos (bañera o ducha calor local, masajes, música, relajación, respiración…) o farmacológicos (óxido nitroso o analgesia epidural). Por este motivo puede ser necesario hacer llegar al hospital el plan de parto con antelación, por si el hospital no dispone de los recursos que nos gustaría usar.

Si deseamos alguna posición en concreto o el libre movimiento durante el proceso.

Cómo queremos que sea el control de la frecuencia cardíaca fetal: de forma continuada (monitorización continua) o intermitente.

Cada cuánto tiempo valorar la evolución del proceso de parto a través de exploraciones vaginales.

Si deseamos la colocación de compresas calientes en el periné en el momento de la coronación de la cabeza del bebé para disminuir las posibilidades de un desgarro.

Si preferimos que se realice un alumbramiento de la placenta de forma dirigida (administrando oxitocina sintética) o de forma espontánea.

Si deseamos que el pinzamiento del cordón umbilical de nuestro bebé sea óptimo o tardío, o pinzamiento precoz, y si deseamos hacerlo nosotras mismas o nuestro acompañante si la situación lo permite.

Si deseamos realizar contacto piel con piel con nuestro bebé de forma inmediata tras el nacimiento si la situación lo permite.

La forma en la que queremos alimentar a nuestro bebé.

En qué momento deseamos realizar los cuidados rutinarios al recién nacido (peso, talla, perímetro cefálico, administración de Vitamina K o eritromicina ocular).

Si deseamos que la administración a nuestro bebé de vitamina K sea vía intramuscular u oral.

Como hemos dicho al principio, no solo debemos plantearnos el plan de parto teniendo en mente que nuestro parto será vaginal y normal, sino que también debemos pensar qué nos gustaría en cuanto a la atención si el parto es inducido, si el parto es instrumental, o si el parto es cesárea.

¿Pueden no seguir mi plan de parto en el hospital?

Se deberían respetar las decisiones de la mujer y su acompañante en todo momento, y si hubiera que hacer alguna actuación que suponga no seguir una de nuestras preferencias, debemos ser informadas de la situación y conocer los pros y los contras de esa actuación. En estas situaciones, el método BRAIN es una buena herramienta para la toma de decisiones, ¿lo conoces?

¿Conocías todas las opciones que puedes elegir? ¿Tienes dudas sobre alguna de ellas y quieres que la expliquemos en otro post? Os escuchamos

¡Pídenos información!

¿Tienes alguna duda de nuestros servicios de parto, postparto y familia? Elige aquél sobre el que nos quieras preguntar y te contestaremos a la mayor brevedad posible. ¡Gracias!

Nuevo campo

1 + 3 =

Estamos en Erandio

Av. José Luis Goyoaga 32. Edificio Noray - 111 -112 Erandio, Bizkaia

Amplio parking gratuito a 3 min. andando del metro de Erandio

contacto por teléfono y whatsapp
correo electronico

Trabajamos con CITA PREVIA

Abrir chat
X